Desagües lineales y desagües puntuales

Un desagüe lineal es una gran opción. Al instalar una mampara de ducha en el suelo, obtienes una solución cómoda, sin barreras y sin estar limitado por las dimensiones de la bañera. El suelo y el espacio se resaltan. El único requisito es que el suelo del baño permita realizar esta intervención.

Con nuestros desagües lineales garantizamos un caudal de 60 l/min., suficiente incluso para espacios muy transitados. En baños de uso menos frecuente es suficiente un desagüe puntual.

Ofrecemos desagües lineales de 30 a 105 centímetros, que permiten adaptarse tanto a pequeños huecos entre paredes como a espaciosas duchas hechas a medida. Para tu comodidad, hemos pensado en los más mínimos detalles. Los desagües de ducha, por ejemplo, tienen una doble protección contra olores y un tratamiento especial de la superficie que evita que se adhiera la suciedad.

Elige la ubicación que más te convenga. Lo más común es instalar el desagüe al lado de la pared, pero también puede ser en el centro de la ducha. Es importante tener en cuenta la pendiente del suelo (o adaptarla) para una ubicación concreta.

Nuestra oferta incluye desagües lineales de acero inoxidable de la serie Chrome, 10° o Runway. Todos los modelos tienen una larga vida y resisten agentes químicos eficaces a la hora de limpiarlos. En la serie Runway también ofrecemos un desagüe lineal con acabado en negro. Estéticamente armoniza con un baño moderno, especialmente con los accesorios y azulejos adecuados. Los desagües de plástico Zebra son más asequibles, pero no se quedan atrás en cuanto a funcionalidad y calidad.